Multas por el Decreto-Ley 370

Desde su entrada en vigor el 4 de julio de 2019, el Decreto-Ley 370 ha sido usado en Cuba para sancionar a decenas de personas por divulgar en redes sociales información y opiniones que el gobierno considera inconvenientes.

 

Conocido popularmente como “Ley azote”, y oficialmente titulado “Sobre la Informatización de la Sociedad en Cuba”, el decreto-ley establece una serie de contravenciones y sanciones asociadas a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs) por la tenencia, distribución y comercialización de equipos y software, el hospedaje de sitios web en servidores en el extranjero y la difusión de información a través de redes públicas de transmisión de datos.

 

Como muestran los datos de todas las multas denunciadas públicamente, estructurados en esta publicación, los sancionados suelen ser opositores, activistas y periodistas independientes –aunque también hay casos de ciudadanos comunes— a quienes se les aplica el inciso i) del Artículo 68, que considera una violación “difundir, a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas.”

 

La sanción más común es la multa correspondiente de $3.000 pesos (Artículo 70), aplicada a veces en combinación con la confiscación del teléfono de la persona (Artículo 71, a)). 

[seleccione un caso en la tabla para acceder a la ficha completa]

Sobre estos datos

Este registro no constituye la lista exhaustiva de todas las multas aplicadas por el Decreto-Ley 370, sino apenas de aquellas que los sancionados han decidido compartir públicamente.

 

La información ha sido recopilada a partir de la sistematización previa realizada por el Movimiento Cubano por la Libertad de Expresión (MOLE), reportes de prensa independiente, entrevistas directas con los multados y documentos relacionados con las sanciones, como citaciones a interrogatorios, comprobantes de multa, comprobantes de pago de multas, actas de ocupación de los teléfonos, notificaciones al tribunal del impago de las multas, entre otros.

 

Los datos estandarizan características de los multados, las sanciones, las condiciones en que se aplicaron, las etapas del proceso que siguieron y su estado actual. 

 

Se recuperaron casi todas las imágenes de los talonarios de multas. En los casos en que no fue posible, se incluyeron las imágenes de los comprobantes de pago, que brindan parte de la información de la multa original. Todas las imágenes incluídas son las de mejor resolución disponible. En los casos en que sea posible, continuaremos trabajando para obtener mejores copias de las imágenes más borrosas.

 

Proyecto Inventario continuará actualizando esta base, tanto para incorporar nuevas multas cuando se hagan públicas, como para completar los datos aún pendientes de los casos ya registrados.

¿Tienes más información que quieras compartirnos? Contáctanos y ayúdanos a mejorar este registro de la aplicación del DL370.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close