Condena a media voz: La respuesta de Cuba ante el informe de la ONU sobre Venezuela

A pesar de la gravedad de las acusaciones contenidas en el reciente informe de la ONU sobre Venezuela, los pronunciamientos del Gobierno cubano no alcanzaron las dosis acostumbradas de “energía revolucionaria”. Inventario revisa cómo se comportaron en Twitter los principales dirigentes de la Isla.

Un reciente informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre Venezuela señaló a varios de los principales dirigentes del régimen de Nicolás Maduro como responsables de crímenes de lesa humanidad. La falta de las acostumbradas y enérgicas condenas por parte de Cuba y la inmovilidad de su ciberejército convirtieron lo que hubiese sido otra respuesta monótona de la alianza castro-chavista en un episodio, por lo menos, sospechoso.

La misión internacional independiente del Consejo de Derechos Humanos (CDH) que redactó el documento hecho público el 15 de septiembre concluyó que tiene motivos razonables para creer que en Venezuela se cometieron crímenes de lesa humanidad, incluyendo asesinato, encarcelamiento y otras privaciones graves de la libertad física, así como tortura, violación y otras formas de violencia sexual, desaparición forzada de personas y otros actos inhumanos de carácter similar.

Según el texto, la información recopilada indica que “el presidente y los ministros del Interior y de Defensa tenían conocimiento de los crímenes. (…) Daban órdenes, coordinaban actividades y proporcionaron recursos para llevar a cabo los planes y políticas establecidos en el informe”.

El informe, calificado de “demoledor” por especialistas y medios de prensa, fue condenado inmediatamente por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, quien criticó las supuestas intenciones de la misión enviada a Venezuela por la CDH. Lo mismo hizo el embajador de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, el 23 de septiembre, cuando se presentó y discutió el informe en el CDH.

La respuesta del Gobierno cubano

15 de septiembre

El día antes de la publicación inicial del informe, el encargado de Negocios de Cuba ante la ONU, Lester Delgado, expresó “invariable solidaridad con Venezuela y Nicaragua” al intervenir en la 45 sesión del Consejo de Derechos Humanos.
Reiteró el apoyo al mandato de Michelle Bachelet, a la par que la exhortó “a continuar sus esfuerzos por contribuir al respeto, al enfoque equilibrado, a la objetividad, al diálogo y a la cooperación de los que tanto carece”, dijo, el “Consejo y en general toda la maquinaria de Derechos Humanos”.

Presentación del informe en conferencia de prensa

16 de septiembre
17 de septiembre

La intervención de Delgado fue reseñada en una pequeña nota de la sección “Hilo Directo” del diario oficialista Granma.

Dos días después Cubadebate hace la primera mención al documento alinformar sobre la rueda de prensa ofrecida por Arreaza y el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, pero sin dar cuenta de los principales elementos del informe.

19 de septiembre
20 de septiembre

Granma publicó un texto criticando la “politización y selectividad” del 45 período de sesiones del CDH, pero sin mencionar el documento elaborado por la misión internacional.

Finalmente, el día antes de su discusión en el CDH, el 22 de septiembre, el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba reseñó de manera escueta la condena realizada al informe por los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), un bloque regional del que Cuba forma parte. Como suele ser costumbre en la prensa oficial de la Isla, la nota hizo alusión al documento, pero no a su contenido.

22 de septiembre
23 de septiembre

Presentación oficial del informe en la 45ta sesión del Consejo de Derechos Humanos

En la discusión del texto en el CDH, nuevamente el representante cubano, Lester Delgado, rechazó el informe refiriéndose a este como “irresponsable y espurio” y advirtiendo a sus autores y promotores que serían “cómplices de cualquier agresión contra la integridad y la soberanía del pueblo venezolano”.

23 de septiembre

Hasta entonces ―durante más de cinco días― los principales dirigentes cubanos habían mantenido su silencio acerca del tema.

Miguel Díaz-Canel

El presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel, compartió en un tuit el texto de Granma sobre la declaración del ALBA-TCP.  

Desde el 16 de septiembre hasta la publicación de ese tuit, Díaz-Canel escribió otros 45 tuits, pero no mencionó a Venezuela hasta el 21 de septiembre, cuando criticó la gira del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, por países de Sudamérica.

Para esta publicación, el mandatario cubano empleó una imagen de protestas en Colombia en 2019 contra el gobierno de Iván Duque, que no está relacionada con el actual periplo del funcionario de Estados Unidos. 

Desde que Díaz-Canel inauguró su cuenta en esta red social, hizo referencia a Venezuela en 213 ocasiones (el 6,3% de todos los tuits que publicó). Empleó 56 veces la etiqueta #ManosFueraDeVenezuela y 25 su equivalente en inglés #HandsOffVenezuela.

Con un total de 143 tuits condenó o apoyó 53 acciones o sucesos relacionados con la nación sudamericana y su Gobierno. Esto quiere decir que más de las ⅔ partes de las veces que se refirió a Venezuela fue para condenar o apoyar y que como promedio se pronunció de esta forma más de dos veces al mes sobre algún suceso que involucró a ese país. 

3.427 tuits publicados por @DiazCanelB desde la creación de su cuenta en octubre de 2018. Cada cuadrito representa un tuit.

Algunas de las condenas de Díaz-Canel fueron motivadas por hechos como las declaraciones de un general estadounidense retirado sobre la muerte de Maduro como una posible salida al conflicto venezolano, pronunciamientos de Trump en la ONU o la acusación de narcoterrorismo contra el gobernante  chavista.

Sin embargo, hasta el momento el informe no ha merecido un rechazo directo y contundente por parte del gobernante cubano, quien se limitó a compartir la nota de Granma sobre la posición del ALBA.

Bruno Rodríguez

En su cuenta de Twitter, el canciller cubano también mantuvo un inusual silencio sobre el tema. No fue hasta el 23 de septiembre cuando publicó un tuit que expresaba su rechazo al documento por considerarlo “políticamente motivado” y carente de “rigor técnico, objetividad e imparcialidad”.

Hasta entonces, desde la publicación del informe, Rodríguez Parrilla había publicado 26 tuits y solo en dos se había referido a Venezuela para cuestionar (en español e inglés) la gira de Pompeo.

Ante un informe con acusaciones de tal gravedad, este es un comportamiento inusual, sobre todo para alguien que menciona a Venezuela en uno de cada 12 tuits.

Todos los tuits publicados por la cuenta oficial de Bruno Rodríguez desde la creación de la cuenta en diciembre de 2018. Cada cuadrito representa un tuit. Los que hacen referencia al tema Venezuela están resaltados en rojo.

La cuenta oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores retuiteó el mensaje de Rodríguez Parrilla y el video compartido por la misión cubana en Ginebra.

Consejo de Ministros

Como suele ser común en gobiernos de corte totalitario, en los que sus miembros poseen limitadas cuotas de autonomía, el silencio mostrado por Díaz-Canel también pudo observarse en el resto de su gabinete.

Sin contar a Bruno Rodríguez Parrilla, de los 33 miembros restantes del Consejo de Ministros, solo cuatro mencionaron a Venezuela en los tuits que publicaron entre el 16 y el 21 de septiembre. Elba Rosa Pérez Montoya (Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente) y Alfonso Noya (Instituto Cubano de Radio y Televisión) compartieron un artículo de Granma sobre el reconocimiento hecho por Maduro a los médicos cubanos (tuit de Pérez Montoya, tuit de Noya). Alejandro Gil (Economía y Planificación) y José Ángel Portal (Salud Pública) retuitearon los mensajes del presidente y el canciller cubanos sobre la gira de Pompeo.

El mutis de la Plaza de la Revolución fue generalizado.

Tuits del Consejo de Ministros del 16 al 24 de septiembre. Cada punto representa un tuit. Destacados en rojo y a mayor tamaño los que mencionan a Venezuela.

Dagoberto Rodríguez

El embajador cubano en Venezuela, Dagoberto Rodríguez, no hizo mención del informe hasta el 22 de septiembre, cuando compartió el tuit del mandatario cubano con el enlace del texto de Granma.

Desde el día 16 y hasta esa fecha publicó 20 tuits y en seis de ellos (tres repetidos; este funcionario casi siempre publica doblemente sus tuits) mencionó a Venezuela. Al igual que Díaz-Canel y Rodríguez Parrilla condenó la gira de Pompeo, así como la guerra mediática contra Cuba y Venezuela.

Mientras una parte de la comunidad internacional apoyaba el informe y los funcionarios venezolanos lo rechazaban, el diplomático cubano tuiteaba sobre su participación en una cata virtual de café y dulces criollos.

El 23 de septiembre compartió el tuit del ministro de Relaciones Exteriores de la Isla y agregó: “Cuba rechaza nueva infamia contra Venezuela. Nuestra eterna solidaridad con el pueblo de Bolívar y Chávez.”

El silencio de los hermanos

Al igual que sucedió con el informe sobre violaciones de derechos humanos presentado por Michelle Bachelet el pasado año, tampoco el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba emitió declaración al respecto.

No hubo movimientos visibles de ciberbrigadas cubanas en las redes para desacreditar el documento o respaldar  masivamente a Venezuela mediante el uso de una etiqueta orientada de forma previa. Esto no sucedió antes ni después de los discretos pronunciamientos oficiales.

María Isabel Puerta, politóloga venezolana y doctora en Ciencias Sociales, considera que los hallazgos de este informe son tan creíbles y sólidos, que es muy difícil atacarlo sin parecer culpable.

“En este sentido la posición de Cuba pudiera ser más estratégica. En lugar de agitar en las redes sociales, lo que hace es bajarle la atención, invisibilizarlo, no darle mucha importancia para no promocionarlo”, declaró a Inventario. 

El analista político cubano Armando Chaguaceda cree que fue tal la contundencia y profundidad del informe, que el propio Gobierno venezolano respondió de manera fragmentada, sin un punto de discurso creíble y con el modus operandi de siempre: negar los hechos, acusar parcialidad y manipulación y poner a Estados Unidos como artífice.

“En el caso del Gobierno cubano, lo que ha hecho es tratar de preservar sus buenas relaciones con la ONU, no enfrentársele, como tampoco lo ha hecho cuando han condenado a Corea del Norte, que es otro aliado cercano. Mientras, canaliza el apoyo a la postura de Venezuela, pero a través de alianzas como el ALBA-TCP”, terminó el doctor en Historia y Estudios Regionales.  

Inventario se comunicó vía correo electrónico con el Grupo de Atención a la Prensa del MINREX para indagar sobre la posición de Cuba respecto al informe del CDH. Al cierre de esta información, no habían dado una respuesta.


Nota metodológica

Para la elaboración de este análisis se recolectaron todos los tuits de las cuentas de @DiazCanelB (3.427 tuits), @BrunoRdguzP (2.798 tuits), y del embajador de Cuba en Venezuela, @Dagober76504073 (998 tuits), desde la primera de sus publicaciones hasta el 24 de septiembre de 2020. Igualmente, se recolectaron los 500 tuits más recientes de todos los miembros del Consejo de Ministros que tienen cuentas en Twitter, para emplear en el análisis solo los correspondientes al período estudiado. La recolección se realizó con la API estándar de Twitter. Los tuits borrados por estos usuarios no son recuperables por esta vía y no se incluyeron en este análisis.

La clasificación de publicaciones referidas al tema Venezuela se realizó mediante la detección de palabras clave. La lista de palabras incluyó “Venezuela” y sus variaciones “venezolano/a/s”, “Bolivariano/a”, así como los nombres de dirigentes de ese país, como Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Si en la muestra hubiese tuits referidos a Venezuela que no emplearan estas palabras claves, no aparecerán contados en nuestros resultados.

La imagen de fondo en la imagen de portada es de Alex Coco Pro (Alex Cabello Leiva) @alexcocopro/Wikimedia, compartida bajo licencia Attribution-Share Alike 4.0 International


Creative Commons – Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.0
Autorizada la reproducción no comercial sin modificaciones, siempre y cuando se atribuya el crédito de autoría y fuente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.